Valoración y tratamiento del Pie en enfermos diabéticos.

Debido a las complicaciones neurológicas y vasculares que con frecuencia desarrollan los enfermos diabéticos, es necesario adoptar ciertas medidas básicas para el cuidado de los pies.

Lo primero es hacer una valoración neurovascular, estructural y funcional de los pies. En función de esto, realizar un plan de tratamiento individualizado, teniendo en cuenta a otros profesionales sanitarios, tal como el endocrino, medicina de familia, enfermería, vascular…….

El objetivo de todo esto es evitar las repercusiones de la diabetes en los pies (el temido pie diabético) y no tener que llegar a la amputación.

Recomendaciones para pacientes diabéticos:

– Estiramientos y movilizaciones de las articulaciones de los pies,  coger objetos con los dedos.

– Observación diaria de los dedos y planta de los pies (con espejo), asegurarse de que  el agua para lavarse no quema, no andar descalzo, calcetines gruesos de algodón .

– Uso de crema hidratante a demanda, evitar  calor directo.

– Debajo de cada callo hay una deformidad que debe tratarse por  el podólogo mediante plantillas  y ortesis de silicona hechas a medida para cada caso.

– Calzado: del tamaño del pie, suela de goma gorda, ajustable, cerrado por detrás, tacón no superior a los cuatro centímetros, sin costuras internas, cambiar de calzado diariamente .

– Andar una hora al día, parando cuando se canse o sienta dolor por mínimo que sea.

– Evitar prendas  ajustadas.

– Lavar con agua y jabón diariamente, secar muy bien entre los dedos.

– Otros: Prohibido uso de callicidas , no tocarse con objetos punzantes , corte de las uñas un poco todas las semanas guardando la forma del dedo y sin cortar las esquinas , no baños con sal,  evitar tratamientos estándar.