Todos conocemos la popular frase de “es mejor prevenir que curar”. Pues bien, esto, aunque parezca mentira y muy pocos llevan a cabo, es una pieza fundamental también en la salud de nuestros pies.

La inmensa mayoría de problemas en los pies los podemos evitar teniendo en cuenta una serie de recomendaciones expuestas en tal apartado.